Visita al Guggenheim de Bilbao

¡Hola a todos! ¿Qué tal el fin de semana? Me imagino que muy corto como siempre, y es que lo bueno se pasa volando… Yo he aprovechado el mío entre otras cosas, para ir a la peluquería y hacerme un cambio de look, el cuál a algunas os ha gustado y a otras no tanto, yo todavía estoy acostumbrándome, pero bueno no es la primera vez que lo hago y se que es cosa de unos días, de hecho no se como lo he llevado tanto tiempo igual, porque me aburro enseguida y hasta hace muy poco cambiaba constantemente. Tanto es así, que lo he llevado desde el negro azabache al rubio platino, pasando por los cobrizos, en melenas cortas al estilo bo, largas con extensiones incluidas, lisas con extra de queratina e incluso rizadas a base de planchas y tenacillas, pero bueno, supongo que de un tiempo a esta parte me había acostumbrado a verme siempre igual y necesitaba renovarme, así que, decidí incluirlo en mi lista de propósitos de nuevo año y acabo de cumplirlo!

El lunes os enseñe uno de los looks que lleve en nuestra escapada a Bilbao y hoy quiero enseñaos otro de ellos, en unas fotos en las que el protagonismo se comparte a partes iguales por el look elegido y el magnífico edificio tan emblemático como es el Guggenheim de Bilbao.

Ya os adelantaba en mi post anterior, que teníamos muchísimas ganas de conocer una de las obras de Frank Gehry desde que visitamos la exposición dedicada a dicho artista en el Museo de Pompidou en París, además de que Miguel dedicó su proyecto final de carrera al arquitecto y fue él quién incito a que, a día de hoy, sea uno de mis artistas preferidos y personalmente admire cada una de sus obras.

Tantas eran las ganas que teníamos de verlo, que dedicamos todo un día a estar allí y os cuento nuestro recorrido por si estáis interesados en visitarlo próximamente.

Llegamos en torno a las 10:00 de la mañana y lo primero que hicimos fue hacer el recorrido por el inmenso parque que lo rodea, algo que desde aquí os recomiendo que hagáis porque merece la pena.

Seguidamente nos dirigimos a la entrada para comprar las entradas y ver el famoso Puppy de la puerta, el cuál es imposible fotografiar sin gente porque, como podéis imaginaros, esta siempre rodeado, pero os informo de que el invierno no debe ser su mejor momento porque el pobre apenas tenía flores…

Una vez dentro lo primero que hicimos fue volver a desayunar porque sabíamos que la visita se alargaría hasta la comida, y no nos equivocamos.

Y si por fuera nos gusto, la visita por dentro desde luego no se quedo atrás…

En esta ocasión la exposición esta dedicada principalmente a Francis Bacon y si durante el recorrido escuchas la audio-guia que el museo te facilita a la entrada y con la que puedes conocer paso a paso la vida del artista y el significado de cada una de sus obras, compruebas que Bacon provoca en el espectador de todo menos indiferencia.

Mencionar por supuesto la maravillosa obra de los “Tulipanes de colores”. Una aportación de Jeff Kons a dicho museo y que me fascina, ya que casualmente también descubrí en Pompidou que su famoso perrito, inspirado en los globos alargados con siluetas de animales, que tanto me gusta, era de él, y obviamente no podía irme sin llevarme la foto de recuerdo.

Una vez finalizada nuestra visita por el interior, decidimos comer en el restaurante y aprovechamos también para comprar algún recuerdo antes de salir.
Y ya solo nos faltaba hacer las fotos de exterior, teniendo la suerte de que justo al atardecer salió el sol y en ese momento nos vino genial.

En cuanto a mi look, de nuevo opté por una combinación muy cómoda y sencilla, en la que decidí otorgar el único protagonismo a uno de los must have de la temporada, mi nuevo jersey con lazada en forma de volante en las mangas, y a estas alturas seguro que ya habréis visto infinidad de ejemplos e incluso os habréis hecho ya con alguno, pero si no es así, no os preocupéis porque en la colección de primavera vuelven a estar presentes, aunque eso si, adaptados a los tejidos y colores de la nueva temporada…

Pra completarlo, unos vaqueros negros y de nuevo, el abrigo jaspeado que os enseñaba en el post anterior y los mismos botines de los que no me separé en todo el viaje, es lo único malo de viajar, al final tienes que simplificar en equipaje.

Y ahora si, os dejo por fin con las fotos de hoy. ¡Espero que os gusten!

Nos vemos esta semana con un nuevo look. ¡Beso a montones para todos mis lectores!

Comment

This post doesn't have any comment. Be the first one!

hide comments
ShareTw.Fb.Pin.
...

This is a unique website which will require a more modern browser to work!

Please upgrade today!

css.php