¡Hola a todos ! ¿Os habéis dado cuenta de que estamos a tan sólo 10 días de que comience la Navidad? ¡Qué rápido pasa el tiempo! Por eso cada día tengo más claro que hay que aprovechar cada uno de los buenos momentos que nos regala la vida, y las fechas que se acercan son un claro ejemplo de ello… Comidas de empresa, salidas nocturnas, y sobretodo esos encuentros tan esperados con nuestros familiares y amigos, por lo que es un buen momento también para cuidarnos si esos días queremos estar perfectas, así que hoy he pensado que sería una buena idea hablaros de una de mis últimas experiencias en Artemédica.

Como todos sabréis, acudo a esta clínica con bastante frecuencia, ya que, en la Dra. Montserrat Albarrán, directora en ARTEMÉDICA y especializada en Ginecología y Obstetricia, he encontrado a la asesora perfecta en todo lo que se refiere al cuidado y mejora del aspecto de mi piel a nivel de tratamiento, y para mi Montse ha sido uno de mis grandes descubrimientos en este año que estamos a punto de despedir.

En esta ocasión, Montse me hablo de OXIGÉNEIS, tratamiento del que debo confesar, no había oido hablar anteriormente, pero ahora que ya lo he probado, os aseguro que me chifla y estoy deseando repetir la experiencia. Voy a contaros de que se trata.

OXIGÉNEIS es el sistema más seguro y natural de obtener los beneficios que todos andamos buscando en tratamientos estéticos, ya sean faciales, corporales e incluso capilares. Aporta a las células su principal fuente de energía, el oxígeno, sin él nuestras células no podrían regenerarse.

Con lo cuál, quiero haceros la siguiente pregunta:

¿Habéis notado que cuando vais a la montaña vuestra piel tiene mejor aspecto?
Pues es síntoma de que hemos enriquecido a nuestro organismo con tan sólo un 3% más de oxigeno al que lo tenemos acostumbrado.
Ahora imaginaros que podría ocurrir si con OXIGÉNEIS aportaremos a nuestra piel un 99% de oxigeno puro junto a algunos principios activos.
La respuesta la obtenemos al momento, pero sobretodo en los días posteriores de haber realizado el tratamiento.

Una vez que ya sabéis de que os hablo, puedo contaros que mi experiencia en esta primera sesión, fue francamente satisfactoria.

En primer lugar y como cada vez que me realizo un tratamiento en dicha clínica, comenzaron desmaquillándome la piel por completo con una limpieza en profundidad.

A partir de ese momento, ya estaba lista para comenzar con el tratamiento, aunque todavía no era consciente de la experiencia tan agradable que me esperaba…
Para que podáis entenderme, yo diría que es lo mas parecido a esa brisa del mar que acaricia nuestra piel en un atardecer de verano, de hecho la sensación es tan agradable, que hubo momentos en los que creí quedarme dormida.

El último paso sería la aplicación de una mascarilla complementaría al tratamiento, que dejaríamos actuar sobre mi piel durante 15 minutos, la cuál sería la guinda del pastel en una experiencia más que recomendable que además de dejar mi piel resplandeciente, me sirvió desconectar por completo, saliendo de allí como nueva.

Así que, en conclusión solo me queda deciros que si leyendo mi post os han entrado tantas ganas de probarlo, como a mi de repetirlo a medida que lo iba escribiendo, os informo de que artemédica se encuentra situada en:
Paseo Fernández Caballero, 3 – 3º A – Edif. Jaén 30007 Murcia
Y si necesitas cualquier tipo de información, podéis llamar directamente al siguiente teléfono y estarán encantados de atenderos: 968 201 222.

Os dejo también el enlace a su página web, por si os apetece echarle un vistazo: www.artemedica.es