¡Buenos días! Comenzamos nueva semana y para mi viene más corta de lo normal, ya que mañana a mediodía cojo el tren camino a Barcelona para asistir a un curso de formación con todas mis compañeras del Personal Shopper y no vuelvo hasta el jueves… Así que, si me da tiempo publicaré un nuevo post, y sino ya el viernes dando por concluida la semana.

Hago un alto en mi recorrido por las tendencias de la temporada de mis últimos post, para enseñaros las fotos de nuestra escapada a Bilbao.

Unas fotos que tenía guardadas en la cámara desde el puente de Diciembre, el cuál viajamos a Madrid para celebrarlo en Yakitoro, el restaurante de Chicote, con motivo del cumpleaños de Miguel, ya que estuve en una de las últimas convenciones del Shopper, y tenía muchas ganas de ir con él, por lo que fue una de las sorpresas que le preparé para ese día.

Otra de las sorpresas fue escaparnos al día siguiente a Bilbao para conocer la ciudad y por supuesto el Guggenheim de Frank Gehry, artista al que Miguel dedicó su proyecto de fin de carrera, y desde que visitamos su exposición en la galería de Pompidou en París, ambos estábamos deseando visitar alguna de sus creaciones, pero de eso ya os hablaré otro día.

Hoy os enseño uno de los looks que elegí durante esos días y que sinceramente me gusta mucho, porque fui todo el día muy cómoda, me sentí bastante favorecida y además iba suficiente abrigada, ya que tuvimos la suerte de que nos hizo un tiempo fantástico los 4 días que estuvimos allí.

En esta ocasión opté simplemente por una camisa blanca, un jersey crop nude con acabados en plata y mis vaqueros preferidos esta temporada.

Lo destacable de este look vendría de la mano de los complementos elegidos, gracias al sombrero de filtro negro con monedas en plata, mi codiciado collar del águila por el que tanto me preguntáis en Chicfy, pero que creo que no venderé nunca porque me chiflaaaaaaa, y unos botines de tacón ancho con los que sabía que no fallaba, ya que me los compré el invierno pasado para nuestro viaje a Budapest y fueron todo un acierto, dado que no me los quité en todos los días que estuvimos allí.

Poco más que decir de este look, un abrigo gris jaspeado forrado en contraste granate a juego con estos calcetines tan monos, regalo de mi queridísima compañera de trabajo, unos guantes de piel en el bolso a los que recurriría al caer la tarde y a recorrer la ciudad.

¡Espero que os guste mi propuesta de hoy, buen comienzo de semana a todos!